Cecilleforthekill / Words / noviembre 2, 2015

LA LUZ

Foto 2-11-15 20 18 36

En cada casa que he vivido (que son unas cuantas para el poco tiempo que he estado viviendo sola) he tenido lucecitas pequeñas que alumbran mis paredes, mi cara y mi corazón. Es algo que he llevado conmigo en cada mudanza, es de las pocas cosas que conservo cuando me voy de un lugar, cuando dejo un hogar. Tengo sentimientos encontrados con las mudanzas, con ese cambio que es mucho más que mover muebles de un lugar a otro. Las mudanzas son la oportunidad para cerrar un ciclo y abrir uno nuevo, en las mudanzas descubres ropa de la que no te acordabas, zapatos que no sabías que tenías, pero lo mas importante, encuentras muchos recuerdos escondidos en cada cosa que estaba por ahí. Los recuerdos, las vivencias se asientan en el cuerpo, en la memoria, y a veces hace falta un poco de meneo para recordar quienes somos, a donde vamos y de que estamos hechos. Hace poco he sufrido, vivido (no se como se dice) la muerte de alguien muy querido para mi, mi abuela. Y a pesar de que me cuesta mucho entender como una persona esta aquí y al siguiente momento ya no está, me ha hecho pensar mucho en lo que somos, en lo que nos compone y en lo que me gustaría vivir. Me gustaría ser un poco como mi abuela, que ayudó a toda la familia hasta casi sus últimos días, me gustaría ser la mitad de buena que ella, y me gustaría tener una vida llena de gente a la que hacer solo bien, y que todo esto merezca la pena. Ahora vivo en una casa nueva, pero sigo teniendo esas luces que alumbran los momentos oscuros, que alargan de alguna manera los días cortos de invierno y que dan el calor de los que ya no están.



Bookmark and Share




Previous Post
I HATE YOU, BUT I LOVE YOU
Next Post
MIX, BABY




0 Comment

Deja un comentario



More Story
I HATE YOU, BUT I LOVE YOU
This is the first article I write in my new house. Starting again is something I really like, it's like having a new opportunity...