Uncategorized / junio 12, 2018

LA ENERGÍA QUE LO MUEVE TODO

La energía es una fuerza maravillosa que lo puede todo. Que mueve montañas cuando nadie puede moverlas, que provoca flechazos inesperados y que provoca los rechazos más tajantes. La energía es lo que nos mueve el cuerpo, lo que nos mueve el alma y lo que nos mueve el corazón. Si algo me ha enseñado la vida es que la energía debe estar por encima de todo. Por encima de lo aprendido, por encima de las ostias, por encima del dolor. Que lo que debemos es guiarnos por la energía, llenarnos de ella y ser fuerza y creación de energía uno mismo.

No es fácil girarle la cara al miedo y tirarse a la piscina sin saber si hay agua o no. No es fácil entender que “lleno de energía” es la única manera que uno puede vivir, que sin energía es mejor no estar. Que no hay que forzar, que no hay que intentar ser/hacer/decir algo que no está, que no existe.

Pero cuando lo entiendes ya no hay frustración. Cuando entiendes que la energía es fundamental para querer hacer algo ya no hay agobios, ya no hay enfado. Si que hay un lugar pequeño para la tristeza de saber que algo no funciona. Como cuando una relación se acaba. La pena previa a la ruptura, esa despedida que solo pasa por un lado y que duele porque sabes que todos son los “últimos esto, últimos aquello”.

Pero por encima de todo lo que queda es saber que la energía, la pasión, es algo que no todos tenemos. Y es una suerte ser guiada por algo tan maravilloso y tan superior a mí. Saber que mis pasos están dados siempre con fuerza, y si no hay fuerza, es mejor girar el camino e ir hacia otro lugar.



Bookmark and Share




Previous Post
ECHAR DE MENOS




0 Comment

Deja un comentario



More Story
ECHAR DE MENOS
¿Hay diferentes tipos de soledad, de anhelo? O es que cuando nos sentimos así hay algo mal en nosotros mismos, es que no sabemos...