Cecilleforthekill / Inspiration / Words / noviembre 19, 2015

FOREVER PARIS

Paris1

Voy a Paris desde que era muy pequeña. He tenido la suerte de que mis padres me han dado el lujo de viajar, de crecer con cada nueva ciudad, con una nueva cultura y con todo lo que viajar ofrece. Fui bastantes veces, con mi familia, en esos viajes en los que ves todo lo que hay que ver, en las que haces todo lo que los turistas han de hacer (visitar el Louvre, la Torre Eiffel, Campos Eliseos, Arco del Triunfo,…)., Los viajes cuando eres pequeño son como el preview de lo que será cuando vuelvas con una mentalidad formada, con habilidad para conocer a gente, para definir y descubrir nuevas pasiones, para disfrutar de la ciudad a tu manera.

Y eso fue lo que me paso a mi. Volví con la mente ya en otro sitio, la primera vez para visitar a mi amiga Jael que estuvo viviendo allí unos años. Fui a verla, y como ella trabajaba pasaba mucho tiempo sola. Descubrí sitios mágicos como Shakespeare & Co, una librería que solía acoger a turistas que podían quedarse en la planta de arriba a cambio de ayudar en el negocio, hoy, se mantiene casi intacta, y aun puedes subir a la planta de arriba, sentarte a leer y tocar el piano. Fuimos también a Disney (porque Disney siempre es una buena opción) y lo más importante, viví París la manera que se tiene que vivir. De una manera romántica porque Paris te da la posibilidad de vivir una historia de amor aunque estés solo. Vivir una historia de amor con la ciudad, con cada puente que parece que te lleva a otro mundo, con cada paseo de adoquines que te recuerda a las películas que todos a veces hemos querido vivir. Paris tiene esa halo de magia que cuesta olvidar, que se te clava en forma de momentos en el corazón.

La última vez que fui viví el amor en Paris, y compartí con la ciudad mi corazón abierto. Y saque esta foto desde la terraza donde nos quedábamos. Desayunábamos ahí cada día, con Paris a nuestros pies, y aun hoy, años después, veo la foto, cierro los ojos y me invade el mismo sentimiento de grandeza que entonces. Es como si se te llenara el alma de aire limpio.

Todo lo que está pasando ahora (y todo lo malo que pasa en la vida, en general) a mi me llevan al principio, a lo bonito de las cosas, de lo que fueron y de la magia que sigue escondida.

Las luces de la Torre Eiffel que iluminan, aun más, la ciudad de la luz.

Y que mejor que hacerle un homenaje hoy a esa ciudad, a todo el amor que ha vivido, a todo el desamor que guardan sus calles, a todas la magia que se queda para siempre ahí, para que podamos disfrutarla en algún momento, pronto.

paris2 PAris paris4



Bookmark and Share




Previous Post
#obsesionporelrosa
Next Post
FUCKING GOOD DAY




0 Comment

Deja un comentario



More Story
#obsesionporelrosa
  Como ya sabéis tengo una obsesión por las barras de labios, es mi complemento favorito de maquillaje, tengo...