Words / febrero 17, 2014

3, 2, 1…

“Te quiero mucho más de lo que a veces me atrevo a recordar”. Con estas palabras empezaba y acababa la única frase que pude escuchar, la única frase que mi alma pudo procesar. Fue en ese preciso instante cuando mi alma se rompió en mil pedazos, sintiendo la pena del vacío que es capaz de dejar una persona en ti. Es curioso como el vacío puede ocupar tanto espacio, como puede llenar todo tu cuerpo de aire que, de manera inexplicable, no te deja respirar. Un cuerpo lleno de aire que se ahoga en un mundo que se le queda grande. Que se nos queda grande a los dos, a ti, que te dejo aquí, en un mundo de cristal, y a mi, que me voy, que me alejo de ti a demasiados kilómetros por hora. Me dices que en esta vida puedo hacer lo que quiera, y yo, después de tantos años de vida, de aprendizaje y de experiencia no soy capaz de creerte. Mi yo más poderoso no me deja creer tus palabras. Quiero pensar que el dolor se convertirá en pasión y que algún día podré mirarme con los mismos ojos con los que me miras tu.

Tags:  Uncategorized

Bookmark and Share




Previous Post
SEAGRAM'S MADRID FASHION SHOW: THE 2ND SKIN CO.
Next Post
IN TARTAN WE TRUST




You might also like




1 Comment

Feb 17, 2014

pues tienes que empezar a creértelo, para mi tienes una belleza única. espero estar por aquí presente en esta nueva etapa. un beso preciosa!



Deja un comentario



More Story
SEAGRAM'S MADRID FASHION SHOW: THE 2ND SKIN CO.
Quien hubiera pensado que de unas cerezas saldría una colección como la que The 2nd SKIN Co. nos presentó ayer en Seagram's...